M+19: Jabón

Status:
Ver The Fight Club: Check.
Comprar sosa cáustica: Check.
Ir a comprar aceite de coco: Check.
Comprar aceite de oliva: Check.
Cambiar la receta con un toque personal: Check!

NOTA MENTAL: Debo seguir más mi instinto.

Casi no doy crédito a que hayan pasado 19 semanas de este año. Es la primera vez que tengo una conciencia tan clara de cómo se esfuma el tiempo. Esto me hace pensar en algo que leí hace unos días:

· Never give up on a dream just because of the time it will take to accomplish it,  the time will pass anyway. (Earl Nightingale)…

Mi traducción sería: Nunca dejes de perseguir tus sueños porque te llevará tiempo alcanzarlos, el tiempo pasará de cualquier modo.

Y sí, en efecto han pasado 19 semanas… es la primera vez que sé en qué semana del año me encuentro, y saberlo me brinda una perspectiva nueva del tiempo, el espacio y mis metas personales. Debo decir que me siento ridículamente feliz, feliz sin ningún motivo aparente… aunque sospecho que la felicidad proviene de  sentir que este tiempo (que vuela) no se me está escapando entre los dedos.

Pero bueno… vayamos a lo que nos ocupa hoy. Vayamos directos a aprender a hacer jabón.

Mi plan original era enfrascarme el sábado en casa a hacer jabón. Pero el día se dio diferente, y decidí aprovecharlo. Me levanté pronto, fui a la imprenta para pedir un presupuesto, fui al herbolario a comprar el aceite de coco (me estoy volviendo muy fan del herbolario), fui a entrenar y de allí volví a casa cargada con mis papeles (para hacer una maqueta de impresión) y un paraguas que precavidamente saqué de casa cuando vi lo nublado que estaba el día… pero es primavera, el tiempo es imprevisible, y al final salió el sol.

A la vuelta a casa pasé por el supermercado y compré la sosa cáustica, el aceite y la avena (siendo la avena mi aportación al proyecto.) Y después de todo eso, decidí dormir la siesta… ese pequeño placer que he descubierto de este lado del mundo.

El domingo fue un día relativamente tranquilo, sin grandes sobresaltos ni sorpresas. Comimos en casa todos juntos, y la sobremesa fue alrededor de mis ingredientes.m+19_013

Receta en pantalla nos pusimos manos a la obra… y confieso que después de ver The Fight Club la noche anterior, el momento de mezclar la sosa con el agua me puso paranóica… no quería acabar con una quemadura química… pero dejemos de divagar en mis infundados miedos… vayamos con la receta para tener una bandeja pequeña de jabón:

Ingredientes:

100 gr de aceite de coco
400 gr de aceite de oliva
70 gr de sosa
175 gr de agua
Complementos (opcionales)

Batidora eléctrica
Balanza de cocina
Moldes o bandeja pirex pequeña.
Vinagre, que se usará para neutralizar la quemadura en caso que la sosa y el agua los salpiquen en la piel. En lugar de limpiarte con agua te echarás vinagre primero hasta que cese la sensación de quemadura… el agua sólo empeora el efecto de la sosa.

Pasos a seguir:

1.- En un recipiente de cristal se vierten los 70 gr de sosa cáustica. La que compré en el super venía en “perlas”, o lo que es lo mismo unas bolitas diminutas, así que es muy fácil de manipular.

2.- Agregas, con cuidado de no salpicarte, el agua y remueves con una cuchara de palo hasta que se disuelva. No respires encima del bowl, ya que emana algunos vapores.m+19_009

3.- Agregas los 400 gr de aceite de oliva y empiezas a remover con la batidora (yo lo hice a mano y el proceso es lentísimo… vale la pena usar la batidora).m+19_006

4.- Agregas el aceite de coco y sigues removiendo hasta que espese. Verás que es muy rápido.

 

5.-Dejas de remover con la batidora y te pasas de nuevo a la cuchara de palo, y agregas la avena, así evitarás triturarla.

6 .- Aquí mi aportación a la receta:

“Enharinas” el molde que vas a usar con la avena (para que quede una capa de hojuelas en la superficie del jabón). Viertes la mezcla usando una cuchara (como cuando hacen las tartas para que no se mezclen los distintos colores de la masa) y una vez has vertido toda la mezcla, vuelves a espolvorear con avena.m+19_0057.- Dejas secar durante 24 horas y desmoldas después de mojar con agua caliente el exterior del molde…  algo similar a un baño maría breve… si no es imposible desmoldar.

8.- Cortas el jabón y ya lo tienes hecho!

Bueno… esta es la versión de la receta corrigiendo TODOS los errores que cometí. Porque llegué al mismo resultado, pero dando bastantes más vueltas.

Primero me negué a usar la batidora desde un principio, porque había visto online que se mezclaba removiendo a mano y despacio… Pamplinas… tardas HORAS haciéndolo a mano, con la batidora puedes mezclarlo más rápido y centrarte en agregar los ingredientes, escoger el molde, pensar en teñir de colores el jabón… etc… etc… vamos, que da tiempo de ponerse creativo.

Como era mi primera vez haciendo jabón… pues eché la avena muy pronto (en vez de al final) con lo cual la que iba dentro de la mezcla quedó triturada por la batidora… tuve que agregar más avena al final para que se viera dentro del jabón.

No seguí mi instinto y pasé de comprar una esencia de coco (además del aceite): ERROR… por un momento tuve la intuición de que la parte química del proceso se comería el olor del aceite de coco… y fue exactamente así! Sé que lleva el aceite y es igual de nutritivo para la piel, pero huele a jabón normal y corriente… sin atisbo del coco por ninguna parte. La próxima seguiré mi instinto y compraré la esencia.

Ahora lo que me queda pendiente hacer, es poner mis pastillas de jabón casero en unas cajitas o envoltorios que haré a mano esta semana y prepararlas para regalar!

De esta primera tanda tengo tres reservadas para unas buenas amigas: Irene, Lydieta y Azucena, PERO! prepararé una especial para regalarle al follower 104 de la página de facebook... uuuhhhh… faltan muchos hasta 104! Pero tendré su cajita de regalo con jabones M52 esperando!

Del jabón lo que me resultó más fascinante fue la reacción química. Me encanta… es como magia. Si combinas las cantidades perfectas de sustancias (aparentemente inconexas entre si) obtienes un producto con las mejores cualidades de ambas… si… atravieso un momento de amor por la química.

Más fotos aqui!

Esta semana: Aprendiendo a hacer cerveza!



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *