M+32: Pasta Fresca

Status:
Receta: Check!
Maquina para hacer  pasta: Impensable ¬¬
Amasar, amasar, amasar!: DOBLE CHECK!
Nos gusta la pasta!

La semana post-viaje ha sido súper dura… pensé que el cambio horario me afectaría menos… pero lo cierto es que me arrastro por los rincones. Llevo casi tres semanas sin entrenar NADA (shame of me), esta semana he comido terrible con el jetlag, y los madrugones a las 5:30 me están matando.

Conclusión #1:
Necesito dormir más y comer a mis horas normales (cosa que he respetado lo más posible… pero con la ayuda de un par de meriendas que son las culpables de mi descontrol).

Así pues, esta semana decidí hacer algo de corte relajante… escogí hacer una actividad culinaria nueva, a ver qué tal se me da.

Siempre había querido aprender a hacer pasta. Adoro la pasta! Es un plato que raramente rechazo o evito… y confieso que si metabolismo me lo permitiese lo comería más a menudo.

Conclusión #2: La pasta nos encanta.

Como siempre en estos experimentos de cocina, busqué una receta online. Me pareció TAN TAN TAAAAAN sumamente fácil de hacer que hasta dudas tuve… ¿sería una treta de un cocinitas resentido dispuesto a arruinar las recetas de los internautas ingenuos? Pues no! Era tan fácil como parecía. Sólo hacía falta ponerse manos a la obra.002_m+32Quería haber comprado la maquina para hacer pasta…  También confieso que me encantan los equipos, artilugios, maquinas y maquinitas de cocina…. pero (aquí otra confesión) se me hizo tarde en la semana y no pude ir en misión de reconocimiento en busca de la máquina… Lo normal es que haga un par de rondas por tiendas de cosas de casa y una investigación detallada online; pero decidí dedicar más tiempo al estudio y a mis proyectos, con lo cual esto se me quedó descolgado.

Pensé en comprarla en extremis en el corte inglés, pero casi me piden un hijo y ralladura de cuerno de unicornio por ella… Así que -visto que no iba a tener ayuda mecanizada- decidí hacerla a lo vintage y amasarla a mano (pensé para mi misma: alguna vez no existieron las máquinas!).

Entonces amasé…
…Amasé…
…Amasé…
…Amasé…
…Amasé….

También amasé…003_m+32Después estiré la masa…
…Estiré la masa.
…Estiré la masa…
…Estiré la masa…
…Estiré la masa…011_m+32

Sí… saqué brazo de tanto amasar y estirar… pero valió la pena cuando empecé a cortar a cuchillo mis primero tallarines! Lejos de ser perfectos, me quedaron un poco anchos y gorditos. Pero eran míos y me parecían fabulosos. Siempre que cocino me siento realmente bien, me gustan los procesos, ver cómo ocurre la magia, cómo se funden los colores y los sabores. Siempre lo digo, pero cocinar es como jugar a la química.

Bueno… vuelvo a los fogones que es lo que nos ocupa en esta ocasión… Puse a hervir agua y los cociné, tardaron unos 8 minutos en estar al dente, listos para probarlos! Cris y yo los aderezmos con aceite de oliva y orégano, y sabían a pasta! Fue genial… vi un montón de posibilidades interesantes… veo en el futuro alguna cena con pasta fresca casera con salsa pesto!007_m+32Y el lunes me los comí con salsa de tomate en mi oficina, y estaban de fábula!  ÑAM!

La cocina me proporciona mucha satisfacción… de hecho estos Ms son de mis favoritos… Aquí les dejo la receta, que la he extraído del blog Directo al paladar.  La única diferencia de mi pasta a la del blog, es que la amasé y la estiré a mano con rodillo… ellos tienen la máquina que yo quiero!

Receta de pasta fresca:

Ingredientes para 1/2 kilo de pasta

1/2 kilo de harina corriente
3 huevos grandes (o 4 medianos). Tendremos a mano más harina.

Cómo hacer pasta fresca

Hacemos un volcán con la harina y cascamos los huevos dentro.

Amasamos poco a poco mezclando primero con la punta de los dedos y después con toda la mano. Hay que hacerlo con energía, que quede bien mezclado todo. Obtendremos una masa ligeramente dura que se tiene que despegar de las manos. Si nos queda muy seca añadimos un poco de agua y si esta húmeda un poco de harina.

Dejamos reposar la masa para que la proteína se desarrolle y tome cuerpo. El tiempo es de una media hora tapada con film/envoplast.

Después dividimos en varias bolas la masa y con un rodillo la alisamos ligeramente, lo suficiente para pasarla por los rodillos de la máquina de hacer pasta. O directamente a estiramos a con el rodillo varias veces hasta que quede del grosor que prefieras.

Al pasarla por los rodillos al principio notaremos como se puede arrugar un poco o que pueda estar un poco blanda. No pasa nada, ira tomando cuerpo al pasarla más veces, 5 o 6 por número del rodillo, del más ancho al más fino, o hasta el grosor que queramos darle.

Hoy he querido hacer unos tallarines a cuchillo. Tienen que enrollar las laminas, bien enharinadas para que no se peguen y se cortan con el cuchillo con el grosor que prefieras.

Cocemos la pasta fresca en abundante agua con sal para que suelten la harina que llevan adherida y que puedan cocer libremente. El tiempo vendrá determinado por el grosor de la pasta. Desde los 2 hasta los 5 o 6 minutos incluso.

Luego se escurre, se agrega un chorrito de aceite para que no se peguen entre sí y se condimenta al gusto con la salsa que prefieran.

Más fotos aquí.

Próxima semana: Ver en persona el Guernica.
Plan alternativo: Fiestas de la Virgen de la Paloma, atardecer en el Templo de Debod y Pic Nic en el Retiro.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *