M+34: Mapache DIY

Status:
Comprar el material en el último minuto: check!
Pedir ayuda a Cris: MUY MUY MUY check!
Ser un desastre absoluto cosiendo: Aún más check!
Blasfemar interiormente: Check!
Reconocer que la costura no es lo mio: Aún más check…

Aaaarg… ¿por qué no se me puede dar bien y ya?

Ha llegado el momento de enfrentarme a un reto que reconozco que había evadido durante un buen rato… no es bailar con serpientes, ni nadar con tiburones, ni hablar con desconocidos… es algo tan sencillo como coser.

De pequeña adoraba jugar con las muestras de tela que  mi abuelo descatalogaba. Él era agente viajero y comerciaba con telas por toda Venezuela, de hecho lo veíamos poco entre semana porque se la pasaba recorriendo el país de punta a punta. Siempre me imaginé que tenía una vida de lo más interesante.

Pero bueno… yo adoraba jugar con sus telas. Obviamente no tenía acceso a hilos y agujas por el peligro que suponían, pero yo solía apañarme bastante bien con nudos, nuditos, cordeles, girones de tela, hilos sueltos, cinta adhesiva y cosas similares… Los materiales no solían ser un problema para mi imaginación. De hecho, durante un buen tramo de mi infancia, pensé en ser “bióloga-marina/diseñadora-de-moda”… sí, así tal cual… ambas cosas en paralelo. Supongo que era de ver los documentales de Jacques Cousteau y el mundo fancy de la moda en la tele… Los seres humanos somos así de especiales y contradictorios.

Volviendo al presente, esta semana mi objetivo vital era coser una prenda de vestir, y como además me pierde la ambición, decidí junto con mi hermana Cris, confeccionar una chaquetita de Mapache para nuestro futuro sobrino. La ideal es una variación de esta chaqueta que vimos en Pinterest. NADA FÁCIL!m+34_024

La parte del patrojane fue la más inquietante… creamos el patrón a partir de un pijamita de bebé que teníamos en casa (de hecho aún no sabemos si lo hicimos bien)… y después marcar y cortar la tela, que es donde todo puede salir mal… QUE TENSIÓN… fatal… mi espíritu perfeccionista sufre en silencio (bueno… no tanto silencio.)m+34_009

Una vez estuvo cortado vino la parte de unir las secciones de tela, y debo admitir que aún estamos en ello. De hecho los M´s de larga duración como mi fallido huerto urbano (del que les contaré más en la sección de noticias) mi primer libro infantil y mi cápsula del tiempo sin enterrar, son los proyectos más difíciles de completar… estos requieren un esfuerzo adicional, ya que una vez empezados hay que darles continuidad. Así que les apuntamos un WIP como una casa… seguiremos informando!

De momento la chaquetita tiene hecha una manga y están cosidos los laterales y sin la ayuda de Cris es muy posible que aún estuviese negociando con la tela cómo cortarla. En todo caso, esta semana que la tengo más tranquila, procuraré avanzar en la confección… aunque en secreto temo que será un FAIL! Porque de entrada el material no nos está ayudando mucho. Escogí fieltro porque me parecía fácil para cortar y para hacer los patrones, pero es super duro para coserlo a mano y super áspero para la piel del bebé… así que es más que probable que la experiencia nos conduzca a volver a hacer los patrones corregidos, y a considerar nuevos materiales para llevar a cabo la confección final… incluso estamos considerando hacer la chaquetita con un forro…m+34_010

En próximos posts les enseñaré el resultado final. Espero que quede como la imagino… y si no… haremos un post pintstrosity y tan felices lo intentaremos de nuevo, pero la próxima vez con ayuda de profesionales del patronaje que ya tenemos en mente… Ay la mamás! Que haríamos sin ellas.

Más fotos aquí!

Próxima semana: Let´s go sailing!!! A navegar nos vamos.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *