M+38: Tinta invisible

Status:
Investigar cómo se hace tinta invisible: Check!
Descubrir que el secador no es una “fuente de calor”: Check!
Estar todo el fin de semana pendiente del nacimiento de Bruno: Check!
Descubrir las infinitas posibilidades creativas que entraña el jugo de limón: Check!

Este fin de semana vuelvo a los pequeños experimentos químicos. Quería probar cómo hacer tinta invisible… ¿para qué? me dirán muchos… pues porque me parece fabulosa! En este proyecto reconozco que lo que más me ha movido es la curiosidad. Hacia siglos que me preguntaba cómo se podría hacer tinta invisible, y como siempre la partida la ganaba el “lo veo en otro rato”, “cuando tenga un fin de semana libre…” largo etcétera de excusas comunes ligadas a la procrastinación.

En fin… investigando un poco descubrí cosas super interesantes e inaccesibles, como el cloruro de cobalto, que preparado en solución es invisible hasta que se calienta el papel, tornándose azul o verde… y tatuaran! vuelve a su estado de invisibilidad cuando se enfría. PENSÉ: esto es lo mío! LO QUIEEERO!!! … NO… NO PASÓ… resulta que por un lado es un compuesto difícil de conseguir, y por otro lado es super tóxico y nocivo para el medio ambiente, es peligroso para los organismos acuáticos y es bastante tóxico para los humanos… Conclusión: habrá que buscar otras opciones.

Luego encontré otro compuesto que se llama prusiato amarillo y vitriolo verde, que cuando entran en contacto se oxidan permitiendo que el mensaje se vuelva visible y es indeleble… Adoro la química. Tengo que intentar estos métodos en una próxima ocasión.

Según fui leyendo (y para mi sorpresa) al margen de estas recetas con compuestos químicos específicos, existen un montón de formas distintas Y SUPER FÁCILES de hacer tinta invisible. Como el jugo de limón (que es la que he usado), jugo de papa, jugo de cebolla, leche, jugo de pera… todos tienen en común algo: se oxidan. Cuando los expones a una fuente de calor intensa se oxidan revelando el mensaje secreto! Vuelvo a amar la química.

Pero bueno, confieso que habría cientos de veces. haber preparado una de las tintas complejas… pero el tiempo era escaso, y estábamos todos un poco nerviosos en casa, porque este fin de semana era un fin de semana muy especial. Estábamos esperando el nacimiento de un nuevo integrante de la familia, estábamos esperando el nacimiento del primer bebé de mi hermana Vanessa.M+38_tinta_inv_008El sentimiento era muy extraño, estábamos a punto de conocer a una nueva persona, que va a formar parte de nuestras vidas. No sabíamos cómo sería, ni cómo sería su voz, ni a quién se parecería… es inquietante conocer a alguien que es tan “nuevo”. Pero que con el paso del tiempo irá definiéndose, descubriendo qué le gusta y que no, dándonos alegrías con su parecido natural a la familia, y un disgusto si nos sale reggaetonero… Bruno, te querremos igual… pero porfa… no nos salgas reggaetonero. Ya no te pido que salgas rockero o que te guste el blues, o el country, o que te guste el reaagge como a tu tía Cris… pero porfa, porfa, porfa… que no te guste el reggaeton.

Es más, al puro estilo de las hadas de la bella durmiente, mi regalo para ti será que te guste la música con alma, la música que te hace sentir vivo, la música que se incendia en protesta y llama a libertan (queda excluido de estas categorías el reggaeton y las variables de “perreo” que puedan surgir de aquí hasta que seas un adolescente adulto joven… con criterio)… y lo digo yo porque para algo me acabo de enfundar el traje de hada madrina.

Para otro regalos, dones y felicitaciones, quedan abiertos los comentarios de este post. So, bring it on  fairly oodparents!

Conocer a Bruno y convertirme en tía, opaca por completo cualquier otro M52 que pudiera haber llevado a cabo esta semana. Ha sido una experiencia muy rara y desconcertante en muchos sentidos… pienso en la enorme responsabilidad que conlleva enseñarle cosas, un idioma, una cultura ecléctica (entre lo valenciano y caraqueño), enseñarle de ética, de esperanza, de responsabilidad, cariño… la lista es infinita. De momento Bruno está centrado en recibir el afecto de las dos familias, que pacientemente han esperado su llegada 🙂

Y yo después de un fin de semana de emociones, me centro al fin en escribir con jugo de limón sobre papel. Primero con una pluma, luego con pincel… y espero hasta mañana para que seque bien y pueda revelarlos.M+38_tinta_inv_003

Nota mental: Necesito con urgencia un curso/taller de caligrafía y tipografías.

….
24 hras. más tarde
….

Con el papel ya seco, pruebo primero con el secador de pelo… nada… no aparece nada en el papel. :…( Primer bajón de la tarde.

Después de acercarle el secador todo lo posible, y ver que el revelado brillaba por su ausencia, di por perdido el papel y decidí experimentar con una fuente la calor más potente: las hornillas de la cocina!

Et voiala! asunto resuelto!!! FUUUUUUNCIONA! me encanta la tinta invisible!!!M+38_tinta_inv_005Vi cómo el jugo de limón se oxidaba y empezaban a aparecer los garabatos y líneas que había trazado. Y según iban a pareciendo a mi se me ocurrieron ideas fabulosas para hacer invitaciones secretas, a fiestas secretas, con invitados secretos y tarta secreta… Secreto a voces vamos! pero imaginen que sumamente chulo sería recibir un papel blanco, en un sobre blanco, acompañado únicamente por un fósforo? (con fósforos y mecheros también funcionó)… me encanta! Lo haré. Pronto.

Más fotos aquí!

Y mientras cavilo detenidamente sobre mis invitaciones, los dejo con el M+39.

PD: Casi todos los textos que encontré para hacer la tinta invisible conducían finalmente a un libro que se llama “El libro de cabecera del espía” de Graham Greene y Hugh Greene… me pregunto si será tan glorioso como Zombi, guía de supervivencia” de Max Brooks. Abriré mis investigaciones.

Próxima semana: Ir de acampada + Ascensión de Montaña.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *