M+40: Kitesurf

Status:
Levantarme temprano: Check!
Vestirme con ropa que creo apropiada: Check!
Meter ropa extra en la mochila: Check!
Autobús: Check!
Descubrir que hay deportes de mar que empiezan en tierra: Check!

Let´s go!

Este es un proyecto al que tengo PARTICULAR afecto. Es el primero que hago en completo solitario. Hasta ahora siempre ha habido alguien conmigo, o alguien que ha participado, o alguien que viene a ver y/o a tomar fotos. Y este es diferente justo por esto, es mi primer proyecto donde no conozco a nadie. En casa es un día complicado en casa porque llega visita de Venezuela, y nadie puede acompañarme. Así que me iré solita y directa a la playa.

Ayer revisé en detalle los autobuses y es fácil ir. Primero el 89, luego el 19. Y en un rato estaré en la playa de la Patacona, lista para mi clase.

Empecé el dia bien, encontrándome con Gabi en el autobús. Teníamos mucho tiempo sin vernos, siempre estamos pendientes de vernos, pero tenemos horarios un poco divergentes, ahora un poco menos, así que sacaremos tiempo para hacer algo juntas! (Gabi, pendiente de llamarte para quedar ;))

Pero volviendo a la historia que hoy nos ocupa.m+40_kitesurf_004

Llegué temprano (para variar) y pude ver la playa, y ver que tal estaba el agua (ingenua de mi pensando que llegaría al agua!, jejeje) y volví a llamar para confirmar mi clase. Todo estaba en orden y confirmado :).

A las 15:00 en punto empezó a aparecer el equipo de monitores de Kite Zone Club, a quien de antemano quiero agradecerles el excelente día que nos hicieron pasar a toda la clase. Para todos los que estén interesados en probar deportes de agua; ver qué tal es el surf, el kite, el padle surf… no duden en contactarlos. Es gente suuuuper agradable y súper dedicada. Salí súper contenta de mi clase después de conocer a Cristian, los hermanos Mario y Nacho, Pepe y David.m+40_kitesurf_009Conocí también a la gente de mi clase, todos super agradables y también nuevos en el deporte, era el primer día de casi todo el mundo. Esto es interesante porque todo el mundo va con la disposición de aprender y probar algo nuevo, así que el clima de la clase es muy guay.

Así pues, Cristian nos contó un poco cómo iban los rudimentos básicos del kite, y nos pusieron en parejas a volar unas cometas pequeñas, verdes fosfi, cuyo principal objetivo es tratar de enseñarte cómo utilizar la barra de las cometas grandes.

Confesaré en público que se me da fatal este deporte. Entre el nervio natural que tengo y una ligera lateralidad inversa, que aflora cuando menos debería, mi cometa iba toda loca… se movía de derecha a izquierda sin control… obviamente la cometa no era la que iba loca… era yo! ARG… de verdad… debería volver a yoga a ver si consiguen domarme un poco y convertirme en alguien un poquito más Zen o paciente.

Después de que estrellé mi pobre cometa cientos de veces y mi compañero de clase se tomase con soda la situación, nos pasaron a una cometa de cuatro líneas y nos sentaron en el suelo para que probáramos cómo se movía. Nos explicaron en detalle el montaje de la cometa, que primero se inflan las costillas de la cometa, luego el borde de ataque, después se atan los cabos con nudos corredizos; después nos explicaron cómo mover la cometa… Todo tiene bastante ciencia y hay que hacerlo bien para evitar accidentes. También es importante decir, que la seguridad en este deporte está super mirada y cuidada.m+40_kitesurf_007Luego, mi momento de terror llegó con algo llamado “sartenazo”, que es cuando una cometa te aterriza en la cabeza/cuello/omoplatos… ya se pueden imaginar el peligro/dolor que  representa que una de estas cometas te aterrice encima. Pero también aprendí cuál es el lugar seguro: detrás de la barra que dirige la cometa, es decir a la espalda de quien está haciendo el ejercicio.

Después del primer día de Kite, debo decir que es uno de los deportes más difíciles que he probado. El nivel de frustración del primer día es muy muy alto, pero como en todos los deportes, supongo que si te apasiona, acudirás al segundo día, al tercero, al cuarto… y así hasta que tengas control sobre el deporte. Es cuestión de práctica, trabajo diario e insistencia. Es no rendirse. 

Les recomiendo ampliamente que lo prueben, es una excusa excelente para probar algo diferente, pasar el día en la playa, conocer nuevas personas y aprender cosas nuevas, superar el miedo escénico, el miedo al ridículo… De verdad merece la pena que una cometa te patee el orgullo durante unas cuantas horas!m+40_kitesurf_011Y para la gente del kite surf, solo puedo decir que tienen mi más profundo respeto y admiración, por la persistencia y el empeño que hay que depositar hasta que consigues domar la cometa.

Para los que se animen aquí les dejo los datos de la buena gente de Kite zone club:

www.Kitezoneclub.com
Tel.: 616.382.478

Más fotos aquí!

Este domingo: Bungee o Puenting ¿saltamos?



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *