M+47: Bálsamo

Status:
Madrugar un sábado: Check!
Diseñar una ruta para comprar los ingredientes: Check
Buscar la tienda de los chinos que se mueve como las escaleras de Hogwarts: Check
Comprar cera de abejas: Check!
Buscar en Muji envases vacíos: Check! (I <3 Muji)
Enamorarme locamente de los sellos de letras y copos de nieve de Muji: Check! Check! Check!

Yo soy de esas personas a las que en cuanto llega el invierno se le rompen los labios. Cada vez que llega el frío empiezo a coleccionar chapsticks, bálsamos, brillos… y luego los pierdo y me pongo obsesiva a buscar mi favorito (que es de Lush) y que sospecho que yace oculto en algún lugar de la casa, escondido por mi hábil gato Tokio. Que casi nunca tira las cosas de los estantes… pero que no se resiste a los objetos pequeños y metálicos. Espero encontrarlo escondido en algún lugar.

En fin… ante esta baja en mi colección, decidí que quizás sería divertido aprender a hacer mis propios bálsamos. Me daría libertad creativa, sería entretenido, es como jugar a la química, y los ingredientes son compatibles con la fabricación de otros productos de cosmética casera; como mis primeros jabones de avena. Sonaba bien.M+47_bálsamo_labial_001Los ingredientes fueron todos súper fáciles de encontrar. El primero en la lista era el que me parecía más difícil: Cera de Abejas. Así que mi primera visita sería el Herbolario, a ver si la encontraba. Para mi inmensa sorpresa fue facilísimo y la presentación mola, son como perlas pequeñitas, que tal y cómo imaginé, se fundieron súper rápido y súper bien. En el mismo herbolario encontré el aceite de naranja y aprendí algunas cosas más de otros aceites de plantas y árboles, la chica que me atendió fue increíblemente amable.

Teniendo la cera, me vi valiente y decidí ir a buscar los envases. Primero hice un stop en Tiger a ver si había algo interesante, pero no hubo suerte, estaba invadido de bigotes postizos en todos los colores y formas posibles. Así que decidí ir directa a Muji a comprar los envases. Como siempre en Muji había cientos de trastos transparentes y lindos que me cautivaron. ADEMÁS DE LOS SELLOS DE ALFABETO Y COPOS DE NIEVE (esto lo estoy gritando en mi imaginación en un tono que solo lo escuchan los perros, mientras muero de amor por los sellos)… me encantaron. Orgullosamente puedo decir que sobreviví al espíritu consumista y no me los compré. Tengo ya un set de copos de nieve que me regaló mi hermana hace dos años, y bueno… puedo sobrevivir sin el alfabeto. (creo). Salí de allí con 12 envases transparentes preciosos.M+47_bálsamo_labial_006Siguiente stop. Mi amigo el supermercado asiático. SI! soy súper FAN del supermercado del cartel naranja con círculo verde. Y aunque no lo crean… volví a perderme. Sí… el supermercado se mueve cómo las escaleras de Hogwarts, LO JURO! sin embargo esta vez me apunté la dirección exacta y memoricé referencias (la foto que tomó Ron el día que fuimos a comprar lo del Sushi me fue de gran utilidad :)). Allí quería comprar el aceite de Coco, que era MUUUUUCHO más barato que en el herbolario (esta es otra lección de cuando hice los jabones). Así que ya tenía otra cosa menos en mi lista.

La miel ya a tenía.

Tatataran! ya podía irme a casa. Hacía un sol increíble en Valencia y un poco de frío.

Lista de ingredientes y cantidades:

· Aceite de coco (8 cucharadas)
· Cera de abejas (3 cucharadas)
· Aceite de naranja (30 gotas)
· Miel pura (1 cucharada)
· Envases pequeños
· Esencia de mango o Vainilla (Aportación propia a la receta. Puse unas gotas para perfumarlo)

Preparación:

Se agregan todos los ingredientes a un envase que calentaremos a baño maría, hasta que todo se funda y quede homogénea la mezcla. Una vez se ha fundido todo, se retira del fuego y deben rellenarse rápidamente los envases porque la cera vuelve a cuajar bastante rápido. En el blog donde leí la receta, recomendaban enfriarlos rápidamente en nevera o sumergiendo parcialmente los envases en agua fría. Yo los dejé que se enfriaran solos y ha ido bastante bien.M+47_bálsamo_labial_004_1

 

Una vez rellenados los cerré, los deje reposar y luego dibujé en las tapas con rotulador permanente negro. Hice copos de nieve, flores y patrones geométricos. Y ahora los regalaré a lo largo de la temporada de frío :D.

También tengo un plan secreto relacionado con mis nuevos bálsamos labiales. Wahahaha… beware!M+47_bálsamo_labial_007_1El resultado final fue muy bueno, conseguí más o menos reemplazar mi antiguo bálsamo de Lush, (aunque seguiré con mis pesquisas e investigaciones por los rincones de casa), y además he conseguido fabricar un regalito bastante lindo para llevar encima y reconfortar a otras de esas personas del clan de los labios rotos.

Se siente bien esto de la cosmética casera.

Más fotos aquí!

Y esta semana: Submarinismo (si el tiempo nos lo permite) y pensaré desde ya en un plan B, sólo por si acaso.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *