M+49: Cabaret

Status:
Buscar compañeros de viaje blablacar: Check!
Disfrutar el viaje con tres desconocidos: Check!
Llegar a Madrid y resfriarme: Super-Check! (léase con ironía)
Imprimir las entradas para The Hole 2: Check!

Descubrir que:
La Revista española es al Burlesque francés,
como la Zarzuela es a la Ópera:  CHECK!

El viaje empieza directamente con algo que nunca antes había hecho… Compartir carro con desconocidos. Después de darle muchas vueltas al servicio de blablacar, decidí probarlo. Me di de alta en el website, creé mi usuario, y empecé a buscar viajes que se ajustaran a mis horarios. Y así fue como encontré a Laura, David y José Ángel, con quienes compartí el viaje de ida y el de vuelta.

Escogí viajar con ellos porque es gente super joven, y me convenció del todo la foto del whatsapp de Laura, donde aparecía junto a David y su perro Bubu. No se por qué pero la gente que tiene mascotas me parece más fiable. Supongo que son prejuicios positivos míos, en todo caso.

Así pues, el viernes a las 6:00 am salíamos desde la estación de Joaquín Sorolla, rumbo a la bella Madrid. El viaje fue perfecto. Mi hermana nos hizo brownies para el viaje e incluso pude cabecear un rato… Estaba agotada de la semana de puro rock and roll que había tenido. Si todos los viajes de blabla car fueran así de buenos, los recomendaría con los ojos cerrados. Aunque ahora (después de probar cómo funcionan) me gustaría pensar que el sistema se basa en la buena fe de los conductores y los pasajeros… (Pienso mientras escribo esto:  Buena fe: un raro rasgo humano que se encuentra disponible ocasionalmente.)

Una vez en Madrid pillé el metro y me fui a casa a dormir un rato más… empezaba a sentirme rara… rara queriendo decir resfriada. 🙁

Por fin era sábado noche, la noche estaba gélida… nos tomamos un vino y una caña antes de entrar a The Hole. Desde que tengo mis rollos de estómago estoy experimentando con lo que puedo y no puedo comer y beber, así que de momento me dejo la cerveza y me paso a los vinos blancos. Una vez listos, hicimos la fila para entrar al teatro, además de estrenarme en el mundillo del Burlesque estrenaba también el Teatro de la Latina, donde cientos de veces he quedado como punto de encuentro, pero nunca había entrado. Conclusión: Me gusta el espacio del teatro.m+49_cabaret_001Con este espectáculo cumplía una de mis fantasías más antiguas y recurrentes, que era acudir a un espectáculo de cabaret/burlesque. Siempre había tenido curiosidad por ello. Así que cuando se presentó la ocasión de ir a ver The Hole 2, no lo dudé y compré las entradas. Sin embargo, espero que la próxima cita con el Burlesque sea en el Crazy Horse de París (Cris… empecemos a ahorrar!)

En mi imaginación nos esperaba un show lleno de plumas y lentejuelas, tal y como vaticinaban los carteles de Vinila Von Bismark en todas las estaciones del metro de Madrid. Esa rubia platino de rizos impecables, tatuada, descarada, exhibicionista y completamente seductora, que interpreta en The Hole 2 el papel de Madame Zoltar.

El caso es que el espectáculo, más que burlesque, es una revista entendida desde la cultura española, donde encontramos menos brillo y menos abanicos de plumas, y más trapecio con copla y más humor sexual. Aquello que decía al principio del post entre zarzuela y ópera… pues eso!m+49_cabaret_010De cualquier modo y pese que mis expectativas eran otras, debo decir que el espectáculo no defraudó… no paré de reír ante los delirios del guión, me sorprendió el Pena, penita, pena fusionado con un espectáculo de trapecio. Luego, en el intermedio, me agarró desprevenida el Gato del espectáculo… si… el muchacho agarró más de lo que yo esperaba… pese a mi constante M52, donde cada vez encajo mejor lo desconocido y lo imprevisto, aún hay cosas que me sorprenden… I´M ALIVE!!!

El público también acompañó esa noche… creo que todos necesitábamos reírnos un rato y así lo hicimos. Desde la abuela que sacó las bolas del bingo en el escenario, pasando por el niño que felicitó, voz en cuello, por su técnica al percusionista que hizo el gag de “baqueta y barandilla” hasta yo misma que (animada por Ron) me levanté para tomarme una de las fotos más populares de este proyecto.

Todos los números que componían el guión de la obra funcionan en sí mismas como piezas sueltas, pero en conjunto cuenta una historia de amor disparatada, surrealista e imposible (de las que me gustan, haciendo aquí una confesión pública); donde todos los personajes se conectan y relacionan de manera divertidas. El tono general fue de absoluta picardía… una picardía casi ingenua que me enamoró locamente.m+49_cabaret_003Mi más sincera recomendación: si quieren pasar un buen rato no dejen de acudir al teatro a ver The Hole 2.

Más fotos aquí!

Próxima semana M+50: Fabricando la Navidad: DIY proyecto rascas de navidad caseros.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *