M+52: Street Art

Status:
Diseño: Check!
Impresión: Check!
Estar super nerviosa: CHECK!
Hacer pegamento casero: Check!
Que me despierten a las 3:00 am: Check!
Ruta por la noche Madrileña: RE-CHECK!

52 semanas y 52 experiencias: CHECK!

*************

Es Domingo, son las 3:00 am. Y después de un día de locos presentando el libro de Margarita en los Fnac de Madrid, Ron me despierta para que nos vayamos por las calles y la noche madrileña a hacer un poco de street art.

*************

Él tiene un proyecto de arte muy particular, aborda la ciudad dejando tablas recicladas, intervenidas con sus preciosas Chikas, en lugares bastante inaccesibles… quien quiera llevárselas a casa tendrá que pelear por ellas! El proyecto además me gusta por su condición efímera, participativa y social. Las tablas llevan un código Qr que conecta con su fan page, y el único precio que tiene quedarse con las tablas es enviar una foto de la Chika en su nuevo hogar.

Así que, dado su conocimiento de la ciudad y su propio estilo de arte urbano, Ron era el compañero perfecto para llevar a cabo mi último M52.

En mi caso, el proyecto con el que quería marcar la ciudad es también efímero, y está basado en la intervención de las paredes con un diseño impreso en papel, que se adhiere a ellas con el uso de un engrudo casero. Así que la fase I fue preparar el engrudo. Para mi sorpresa es más o menos fácil… Sólo hay que tener cuidado con los grumos… parafraseando al gato Jinks:  “maaaaarditos grumos… “. Aparecieron un par de veces, pero los combatimos con un batidor eléctrico. HA! beat that! grumos…

Así que con el engrudo hecho (cosa que verán en vídeo en cuanto lo edite… que me repito a mi misma que debe ser esta semana), me puse a recortar mis copias de la chica lobo.

Decidí hacer una chica porque desde el principio (incluso en mis primeros trabajos) me encantaba trabajar con este tipo de personaje. Me encantan las personalidades femeninas, con cientos de matices y cambios… Crearlas es una forma particular de exploración personal.

Pero volviendo a lo que nos ocupa… decidí tocarla en la cabeza con un lobo porque siempre lo he considerado mi animal totémico. De niña soñaba con lobos y me gusta que le canten a la luna, y sobra decir que adoro la mitología asociada a los lobos.

m+52_street_art_004Además desde que las manchas caprichosas de una tabla, que aún conservo, formaron en mi pupila la cabeza de uno de ellos, los he vuelto a tener en mente. Empiezo a fraguar algo, pero aún es sólo un chispazo creativo… ahora necesito trabajarlo MUCHO.

Pero si… la chica y el lobo me parecía un diseño perfecto para este proyecto… Por un lado me obligaba a sentarme a dibujar (y créanme que escucho aún el óxido en las muñecas y en la conexión mano-cerebro) y por otro lado me obligaba a bregar con la frustración que me ocasiona que las cosas no salgan a la primera tal y como tengo previsto. De una u otra forma me ayuda a conectar con mi faceta (hasta ahora abandonada) de ilustradora y a conectar con mi trabajo personal, el que hacía cuando llegaba a casa después del trabajo, y que es el que de verdad me apasionaba hacer. Así que gano por ambos lados! Sentarme a dibujar dolió porque tengo mucho trabajo por delante para volver a ganar algo de nivel, pero creo que puede ser un reto interesante para el próximo año… y ya veremos cómo encajarlo en el M52 de 2014.

Después de recortarlo todo, de preparar el carcaj de cartón para llevar las copias, de cerrar el bote de pegamento y de tener todo listo llegó la hora de la mini-siesta… que nos vuelve a llevar a las 3:00 am cuando por fin salimos a la calle. Tomamos el autobús nocturno hasta Cibeles, y allí empezaba la noche!

Si me preguntan por donde anduvimos diré que quizás fuese por Chueca, La Latina y Malasaña. Así que si pasan por allí estén atentos, que por allí estarán las inaccesibles Chikas de Ron y mi chica lobo.

m+52_street_art_006Salir a poner un poco de arte en la calle ha resultado de las experiencias más emocionantes de Método52. Callejear, evitar a la gente, encontrar un buen sitio, ser rápida, silenciosa… Súper excitante la experiencia. Sobre todo ahora que el arte urbano se cataloga al completo como vandalismo… Entiendo que a los vecinos no les guste que les hagan tags en las paredes… pero hay cientos de artistas extraordinarios que embellecen sitios que antes estaban muertos…  y como aquí viene la eterna disputa entre arte y vandalismo, yo me la voy a saltar… yo creo que es arte… aquí que cada quien escoja su color.

Por otro lado la experiencia nocturna fue de lo más interesante. Quienes me conocen bien saben que me gustan las fiestas, me gustan las salas de conciertos, me gusta la cerveza y me gusta el rock and roll… y por otro lado odio: los borrachos impertinentes, las discotecas y el rollo choni… el tono macarrilla me desquicia… así que diré que el ambiente de las 6 de la mañana encaja más con lo segundo que con lo primero. Hacía un buen tiempo que no hacía excursiones hasta tan tarde y el repaso en la asignatura de “fauna nocturna” fue súper intenso. Cuanto mas tarde (casi temprano) se hacía, la gente estaba más enloquecida y pasada. Empezaban los empujones en la calle, las voces, el mal hábito de orinar en las esquinas. Y poco a poco fuimos viendo el ritual de la Pizza. Ese slice triangular que le pone fin a la noche y a la fiesta. Ron dijo: “la pizza es el final de la noche… no hay forma de reactivar una pizza” jajajaja… cuanta razón!

También me llevé mi susto pegando mi última copia cuando escuche un “pchsiisss, pchsiisss!” pensé que me habían pillado y vi hasta la multa; pero no! eran dos chicos que pasaban y que dijeron que la chica estaba muy guapa… fiiiiiuuuu… salvada!m+52_street_art_005

Cuando pegué la última copia, y me di cuenta de que había terminado con M52, que de verdad había terminado un año de nuevas experiencias, y que estaba leí de pie en Malasaña, con la brocha de pegamento en la mano… y que de verdad había terminado quise llorar… con dos lágrimas tímidas, una gran sonrisa y un abrazo terminaba el proyecto.

Conseguí a lo largo de un año retarme a mi misma semana a semana… y había ganado! incluso en aquellos proyectos que fallé… al final había ganado.

De allí ya nos fuimos a casa, caí a dormir rendida, feliz, soñando con la segunda edición de M52.

Más fotos aquí!

Esta semana: Post resumen del año y semana de organización para M52 edición II – 2014!



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *